sábado, 24 de octubre de 2015

Anotaciones carentes de sentido de octubre.

1. Siento su pudor en mis manos
y la impotencia del por qué tú
tuviste que vivir aquello.
Por qué tú.
Ya no hay metáforas que abarquen
lo que navega en mi pecho.
"Ni una menos, ni una más" me repito.
Eso que usan de objeto, es nuestro cuerpo.
Te mereces ser todo lo libre que quieras,
aunque te hayan dicho que ese no es el camino recto.

2. Luces tiemblan
trocitos del pasado
un barco navega
tu mano en mi costado.
No sé qué esperan,
por qué no luchan contra lo que nos han robado.
Toda una montaña de mierda
por no exteriorizar
lo que he callado.
Que me duele tu boca
y tus ojos
y tus manos.
Me duele que nunca hayamos hablado
de lo que le hiciste
a nuestro.
Ya no quiero vuestro abrigo.
No lo quiero.
No lo quiero.
No-lo-quiero.

3. Dónde está el aire cuando se trata de frenarlo todo para poder respirar.
Que si no tengo aire previo no podré aguantar y tampoco me queda tiempo para esperar.
Viajes lisérgicos para ti.
Yo tampoco nos echo de menos.
Un gran vacío en el pecho donde antes solo había flores.
Solo había flores.
Sólo son flores.
(Y no sé cuántos gramos de pastillas a las semana).
Ya no voy a volver a bailar.

4. Al final del tren estabas tú y me abrazaste.
Volvíamos a ser niños y a corretear juntos por el césped.



- ¡Recuerda! si te gusta lo que has leído, no dudes en suscribirte al blog, escribirme con cualquier asunto que quieras compartir y volver a pasar por aquí. ¡Un abrazo! -

2 comentarios:

  1. Para carecer de sentido me recuerdan demasiado a la palabra melancolía. Y a la palabra desasosiego. Y a la palabra de aquél que, puestos a escoger, elige siempre viajar al fin de la noche. Triste, sí, pero quien no se asoma al vacío jamás podrá llamarse poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que se atrevan a llamarse poetas a sí mismos.
      Melancolía por todos los lados manchando las paredes pero seguimos en busca de un rayito de luz al que aferrarnos.

      Espero que ya tengas el tuyo.

      Eliminar