domingo, 4 de octubre de 2015

Video Home System

Si sigo mirando la lavadora a oscuras
es probable que aparezcas con una copa en la mano
las pupilas dilatadas
y la sonrisa de no habernos separado nunca.
                
Retrocedamos.

Nevaba y decías
“reinvéntate”
mientras esnifabas
sueños derramados
por cualquier rincón
de tu casa
y yo sin ilusión
tumbándome a tu lado
aprendiéndome tu olor.

Avancemos.

Sombra me dice que qué
yo digo nada
hasta cuándo así
y no sé si romper a
o encender una estrella fugaz
a ver si con un poco de suerte
me salva de esta ciudad sin mar.

Retrocedamos.

“Al final todos buscan follarte”
¿Únicamente?
Y no obtener respuesta.

Cuerpos de papel deslizándose por casas llenas de alfileres.

Como el globo de helio del que te acabas de despedir
como el tren que ves marchar
como el barco al que no te subirías nunca
nunca
nunca
por miedo a vomitar.

Avancemos.

Todas las canciones psicodélicas
que trepan por mi ombligo
y yo con la suerte de despertar
una vez más
todavía
contigo.

Y no tú
sino él
que está lleno de vida
y yo que tenía
tanto tanto
miedo a la muerte.

Retrocedamos.

“¿Has probado alguna vez el LSD?”
¿Y tú a pasar tres días sin despegar?
Que no me gusta tener los pies en el suelo
me dices
Vuelve a poner esa
me recuerda a la sensación post-Joe Black.

Avancemos.

Los pezones fríos
y el alma tiritando.

Esta lavadora 
no para de girar
tengo miedo
de Sombra
que me mira y me dice
hasta dónde puedes llegar.



(Video Home System es esa sensación constante de volver a recordar momentos aleatorios de tu vida que pagarías millones por poder sacártelos de tu cabeza y no volverlos a dibujar a oscuras. Es ese momento con el mando del reproductor de vídeo y tú paseándote hacia delante, hacia detrás, volviendo a ver esa escena, sacando la cinta y dejándola en un sitio donde no la volverás a ver jamás).



- ¡Recuerda! si te gusta lo que has leído, no dudes en suscribirte al blog, escribirme con cualquier asunto que quieras compartir y volver a pasar por aquí. ¡Un abrazo! - 

2 comentarios:

  1. Qué bonito es leerte siempre, y qué bonito es leerte, siempre. También.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy, Rula. Qué sonrisa se me escapa al pensar que te has pasado por aquí. Abrazo enorme al norte y a todos los colores que tienes por dentro, que se ven desde Madrid.
      Gracias por la visita. Abraziño.

      Eliminar